Técnicas de disciplina positiva para aplicar con nuestros hijos

Técnicas de disciplina positiva para aplicar con nuestros hijos

Una de las tareas y responsabilidades más complejas de ser mamá es educar a nuestros hijos. No existe manual o reglas para la maternidad y casi siempre lo hacemos con base en nuestra experiencia o intuición. 

Uno de los más grandes miedos que nos invade es, por un lado, no ser tan duras y parecer sargentas; por el otro, tampoco queremos ser tan permisivas y que se aprovechen de nuestra falta de carácter.

¿Cómo poder lograr un intermedio entre ambas? La respuesta es la disciplina positiva.

La disciplina positiva fue creada por Jane Nelsen y Lynn Lott basada en la teoría de la “crianza democrática” de Alfred Adler y Rudolf Dreikurs.

Esta se basa en educar a las niñas y niños sin métodos de castigo, ser libres de miedos y culpa, tener respeto a la autoridad (la mamá, en este caso), la confianza, el afecto y al descubrimiento de habilidades.

Esta manera de educación ayudará a que nuestras hijas e hijos se concienticen que viven en comunidad, aprenderán a valorar sus acciones y hay más posibilidades de que tengan buen comportamiento.

Mamá e hijo

Educar a mi hijo con disciplina positiva 

La infancia no es destino, sin embargo, esta etapa es esencial en la formación de nuestras pequeñas y pequeños, por lo que te invitamos a aplicar la disciplina positiva.

Si quieres probarla, te contamos cuáles son sus cinco principios y verás como mejora tu equipo familiar.

Soluciones en lugar de castigos

Como lo dice el mismo nombre, se trata de implementar actitudes positivas. Los castigos, si se aplican para todas las situaciones y como una forma de mandar la señal de que eso no se hace… lamento decirte que no funcionará. 

La clave es enfocarnos en las soluciones en lugar de aplicar castigos a diestra y siniestra. Por ejemplo, si nuestra hija o hijo rompió algún objeto, en lugar de castigarle quitándole la televisión una semana, mejor siéntense y discutan cómo puede arreglar el problema y evitar que vuelva a pasar.

A veces es inevitable el castigo, y si lo necesitas como último recurso, tiene que ser algo acorde a la edad de tus pequeños y explicarle por qué.

Cambia el argumento negativo 

No puedes salir a jugar, no puedes ver la tele, no puedes dormirte tarde. ¿Te das cuenta que cuando educamos solemos usar mucho la palabra “no”?

Una de las bases de la disciplina positiva es cambiar el argumento y en lugar de decirle a las niñas y niños que no deben hacer, mejor explícales que sí. Esto no solo ayudará a enfocarse en lo bueno, si no que nuestras instrucciones serán más claras y, por lo tanto, más fácil de cumplirlas.

No les digas que no salgan a jugar, mejor diles que pueden hacerlo hasta que acaben la tarea; que no pueden ver la tele; mejor que la podrán ver hasta que terminen de asear su cuarto; que no pueden dormirse tarde, mejor que se deben dormir a las 11 de la noche.

La disciplina positiva es un método en el que eliminamos los castigos y hacemos mas equitativa la relación madre e hijo
Educar a los hijos

Respeto mutuo 

Evita educar con el argumento de que en casa se hace lo que tú digas porque eres la mamá. Esto mandará la señal de que ellos no cuentan y te tendrán miedo.

Por obvias razones nosotras tenemos más poder, pero debes entender que tus hijos, no por ser más pequeños, no tienen derecho a opinar o dar alguna sugerencia.

Hacerlos partícipes de su educación les ayudará a pensar en soluciones, que sepan la importancia que tienen como personas y, claro, una relación más equitativa contigo.

Anímales a más acciones positivas 

Así como les tenemos que decir cuando hicieron algo incorrecto, también lo tenemos que hacer cuando hagan un buen trabajo.

No se trata que les estés premiando por cada buena acción, sino mandarles la señal que eligieron un comportamiento adecuado y así deben actuar en próximas ocasiones. 

Cumple con el trato

Después de realizar un acuerdo con tu pequeña o pequeño, tienes que cumplir. No puedes estar cambiando las reglas todo el tiempo o arrepentirte de decisiones que hayas tomado.

Si lo haces, mandarás la señal de que no eres seria y firme y se sentirán confundidos, lo que hará más difícil la crianza.

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart