Por qué usar la vacuna contra la influenza

Por qué usar la vacuna contra la influenza

Muchas mamás aún se preguntan si es buena idea aplicar a sus hijos la vacuna contra la influenza; aquí te decimos por qué no debes dudarlo.

El pasado 1 de octubre en México comenzó la campaña para aplicar la vacuna contra la influenza para la temporada de frío 2020-2021.

Sin embargo, hay mamás que manifiestan desconfianza para que se las apliquen a ellas o a su familia porque piensan que les va a dar gripa o alguna enfermedad respiratoria. Y esto, es solo un mito. 

Es importante que toda la familia acuda al centro de salud y así evitar contagiarse de esta enfermedad y evitar que se pueda agravar. Pero si aún no te convences, quédate a leer para que te informes y por fin te animes.

¿Qué es la influenza?

La influenza es una infección viral que afecta a la nariz, garganta, bronquios y, ocasionalmente, a los pulmones. Hay cuatro tipos de virus que la provocan: A, B, C y D; los dos primeros son los que han causado epidemias con la H1N1 en 2009.

El virus se transmite muy fácil de una persona a persona a través de gotículas que se expulsan al toser o estornudar, entrar en contacto con una persona contagiada o tocar superficies contaminadas. 

Los síntomas comunes son:

  • Fiebre arriba de los 38°
  • Dolor de cabeza
  • Escurrimiento, enrojecimiento y congestión nasal
  • Diarrea
  • Dolor de articulaciones, muscular, de pecho, al tragar o de estómago.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) señala que la mayoría de los enfermos tienen malestares durante una o dos semanas. Pero cuando se agrava, puede causar neumonía o la muerte.

Las poblaciones con mayor riesgo son las que sí o sí deben acudir a vacunarse, estas son: menores entre los seis meses y los cinco años, personas de la tercera edad o con alguna enfermedad crónica, y por supuesto, personal médico.

¿Te pusiste la vacuna a principios de año? Tienes que volver a ponértela

Si fuiste de las mujeres que responsablemente fue a ponerse la vacuna a principios de este año, incluidos tus hijos, y crees que ya no la necesitan, no es así. Deben ir a aplicarse una nueva.

La vacuna de la influenza se tiene que poner cada temporada invernal debido a que las características de las dosis van cambiando de acuerdo con las mutaciones que la Organización Mundial de la Salud (OMS) va detectando en todo el mundo.

Por esto es importante que si hay algún particular las está vendiendo, no la adquieras, ya que puede ser de la temporada pasada y no te dará inmunidad contra esta enfermedad.

¿Es verdad que si me aplico la vacuna me voy a enfermar?

Hay un mito muy grande acerca de esta dosis, razón por la que muchas mamás prefieren no arriesgarse a ponérsela: existe la creencia de que si te pones la vacuna contra la influenza, te vas a enfermar.

Y esto solo es una gran mentira.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos aseguran que algunas personas pueden manifestar efectos secundarios, que no pasan de dolor, enrojecimiento, sensibilidad o inflamación en la zona del piquete.

Otras pueden sentir fiebre leve, dolor de cabeza y dolores musculares durante uno o dos días.

Si alguien a quien se le aplicó la vacuna se enferma de influenza a los pocos días o semanas, es porque ya tenía el virus en su cuerpo, ya que la inmunidad comienza dos o tres semanas de la aplicación.

¿Y dónde me la puedo aplicar? En cualquier centro de salud la vacuna es gratuita.  Puedes asistir al IMSS, ISSSTE, o en algún hospital del gobierno federal o estatal.

La influenza y la covid-19 

Las mamás podemos tender a confundirnos debido a que los síntomas de ambas enfermedades son similares. Además, aún se desconocen muchos datos sobre la covid-19 por ser una nueva enfermedad.

Quien ha sido contagiado con el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 puede no presentar síntomas (o ser inmune). Sí los tiene, puede sentir:

  • Fiebre
  • Tos seca
  • Cansancio

Otros síntomas menos frecuentes son congestión nasal, dolor de cabeza, conjuntivitis, dolor de garganta, diarrea, pérdida del gusto u olfato, erupciones cutáneas o cambios de color en los dedos de manos o pies.

Otra buena razón por la que debes ponerte la vacuna de la influenza es porque una persona puede contraer ambas enfermedades. En México ya se registró una mujer con covid-19 e influenza.

Y tú, ¿ya te la pusiste?

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart