Nuria Santamaría – Mission Mom

Nuria Santamaría – Mission Mom

Nuria Santamaría es nuestra Mission Mom de la semana, y nos cuenta cómo la pandemia cambió su vida y la de su hija.

Parte esencial de una Mission Mom, es su capacidad y sus ganas para inspirar a otras mujeres y ayudarlas a crecer en lo profesional y personal, además de cómo mamás. Por eso hoy queremos contarte sobre Nuria Santamaria Zendejas, nuestra Mom de la semana.

Nuria Santamaría tiene 31 años y nació en la Ciudad de México. Es médico de profesión, pero la pandemia le ha impedido ejercer su profesión durante los últimos seis meses. 

Por cierto: Conoce la historia de María Sama, una Mission Mom locutora

Antes de que tuviera que cerrar su consultorio, Nuria se esforzaba por mantener el equilibrio entre atender a sus pacientes, cuidar a su hija Victoria y dedicarse un tiempo a sí misma. 

La tarea de mamá, para Nuria ha sido, quizá, un poco más difícil que para otras, pues una complicación a la hora del parto le causó a Victoria una fractura craneal que dejó secuelas, lo que hace que necesite acudir a terapias constantes. 

¿Cómo logras mantener un equilibrio entre tu vida como mujer, como profesionista y como madre? 

Para explicarlo, tengo que separar mi vida en “antes y después de la pandemia”.  En la primera etapa logre el equilibrio porque tenía una rutina bien establecida entre las terapias de mi Victoria y mi trabajo; casi toda la mañana estábamos en terapia, regresábamos a casa, comíamos, tomaba siesta.

Por la noche, cuando llegaba mi esposo, me iba al consultorio a ver a mis pacientes; esto era entre semana, los sábados trabajaba todo el día, y dos días a la semana me acompañaba a dar consulta una señora que cuidaba a Victoria mientras yo trabajaba. 

Con la pandemia, mi vida cambió para todos, pero creo que para las mujeres se hizo más complicada de lo que ya era antes. En mi caso, deje de dar consulta para cuidar a mi bebé que tiene problemas pulmonares. 

Me tocó quedarme en casa y buscar otras entradas de dinero aunque no estuvieran relacionadas con mi profesión. 

https://www.instagram.com/p/CABrQCbFY3i/?utm_source=ig_web_copy_link

¿Cómo sigues su pasión una Mission Mom? ¿Cómo te aferras a ella? 

Es muy difícil. Mi pasión siempre ha sido ayudar a la gente, de algún modo u otro, pero cuando nació Victoria todo mi mundo giró para darle mi atención al 100%.

Mi pasión se volvió ser una madre amorosa, dedicada; poder alimentarla con mi leche, llevarla a sus citas, a sus terapias, protegerla. Ella se volvió mi pasión de vida. 

¿Alguna vez tuviste algún conflicto por tu maternidad en el ámbito profesional? 

Sí. Llevaba tres años trabajando para una empresa y justo a los cuatro meses de embarazo, quisieron cerrar el consultorio en donde colaboraba. Me dijeron que estaban quebrando, que no podían hacer nada más que darme dos opciones: traspasarme el consultorio o despedirme. 

Llegamos a un arreglo para que esperaran y yo pudiera conservar el seguro médico hasta que naciera mi bebe, mientras yo reunía el dinero que me permitiera quedarme con el consultorio. Fue difícil, pero pude solventar todos los gastos y quedarme con mi consultorio, mis pacientes y mi trabajo. 

¿Cómo cambió la manera en la que te desarrollabas laboralmente cuando te convertiste en mamá? 

Delegué responsabilidades, pues ahora eran mucho más en el ámbito laboral y nunca quise dejar de lado ni a mi consultorio ni a mis pacientes. Mi esposo cuida a la bebélos sábados y eso me ayudó mucho. 

¿Cómo crees que debería mejorar la oportunidad laboral para las mujeres que son madres? 

Debería mejorar para todas las mujeres, pues aún existe una brecha muy amplia entre el salario de hombres y mujeres, y si eres madre se vuelve peor.

Seguimos viviendo en un país en el que tenemos que dejar a nuestros bebés sólo 30 días después de que nace, y se espera que vuelvas radiante, contenta y productiva a una oficina en donde muchas veces no valoran tu trabajo e incluso llegas a sufrir humillaciones por el hecho de ser mujer.

Deberían de existir políticas que nos permitan de 6 a 9 meses de incapacidad pagada, asesoría en casa, y otras prestaciones específicas para las madres.  

¿Cómo llevas la situación de la cuarentena en casa, con hijos, siendo madre y profesionista al mismo tiempo?  

Al principio veía muy bien tener a mi esposo en casa porque era un apoyo; intenté crear una rutina: hacer ejercicio, pintar, tomar clases de algún idioma, seguir las terapias de Victoria en línea… sin embargo, me duró poco el gusto ya que eran muchos gastos y pocas entradas.

Para mejorar en lo económico, comencé a trabajar en empresa multinivel por internet. Me capacité para ventas en línea y, afortunadamente, he encontrado grandes satisfacciones.

Me gustaría aconsejar a otras mamás que busquen la manera de tomarse de una a dos horas diarias para ellas, sin hijos, sin esposo; que se encierren en una recamara y mediten u oren, si son creyentes.

¿Qué es lo que te hubiera gustado saber antes de ser madre? 

Me hubiera gustado que me dijeran que ser mamá es el trabajo más hermosamente difícil; que es remunerado con besos, risas y caricias; que es el trabajo al que tienes que dedicar tu cuerpo, tus horas y tus pensamientos. Y que nadie, excepto otra mamá, podrá entenderte.  

¿Qué le dirías a una futura madre profesionista? 

Que se busque una pareja que la apoye en todo, porque sin ello es muy difícil que la aventura de ser mamá y profesionista salga bien. Y que se prepare porque, como mujeres, siempre terminamos dando más, arriesgando más, amando más, trabajando más. 

Cosas que te hacen feliz cualquier día: 

  • Ver una peli mientras duerme  Victoria. 
  • Pintar un cuadro. 
  • Jugar con Victoria a las cosquillas. 
  • Poder tardarme en el baño. 
  • Comprar taquitos a domicilio. 
  • Capacitarme en mi negocio. 
  • Planear viajes 

¿Cómo definirías a una Mission Mom? 

Una Mission Mom es mujer empoderada, libre que no cargue sus culpas en sus pequeños, que sepa definirse, que sepa lo que quiere y, aunque le cueste trabajo, sepa que lo logrará; una mujer que sepa cuál es su misión y que no deje que nadie le diga lo contrario. 

¿Cómo definirías tu maternidad en tres emojis?

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart