Los mitos y realidades de los sustitutos de azúcar

Los mitos y realidades de los sustitutos de azúcar

Existen muchos sustitutos de azúcar, hay de origen natural y otros no, te contamos los mitos y realidades de algunos de ellos.

Durante la cuarentena tal vez te has planteado tener un estilo de vida saludable que debe incluir alimentación, hacer ejercicio y tener salud física y mental. Muchas mujeres que se proponen este objetivo comienzan por la nutrición, y uno de los pasos que se siguen comúnmente es comenzar a usar sustitutos de azúcar.

Hay otras mujeres que se deciden por pequeños cambios, uno de ellos es quitar de su alimentación el azúcar.

En el mercado existen decenas de productos que prometen ser menos dañinos que esta sustancia, pero ¿qué tan cierto es esto?

Primero, hay que aclarar que el azúcar (que se obtiene de la caña de azúcar) por sí sola no es mala, de hecho, es un producto básico y elemental que forma parte de nuestras comidas, pero recuerda que en exceso puede causar enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, sobrepeso y  obesidad. 

terrones de azúcar
Foto de Saramukitza en Pixabay – Azúcar

México es uno de los países con mayor incidencia en estos problemas de salud. En el caso de la diabetes, por ejemplo, en 2017 el 13 % de la población adulta tenía esta enfermedad, cifra que es más del doble del promedio de los 37 países que integran la  Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE).

Si decides comenzar a utilizar sustitutos de azúcar, en Missions Moms te damos una lista de los cinco productos más populares y te contamos qué tan efectivos y saludables son. Pero recuerda: todas estas contienen algún tipo de azúcar, por lo que el consumo de cualquiera siempre debe ser moderado.

Miel de abeja

Este producto definitivamente es mejor que consumir azúcar, ya que es natural, tiene un sabor delicioso y, por si todo esto fuera poco, también puedes usarla en un montón de remedios caseros para aliviar la tos, suavizar la piel y muchas cosas más.

Al mismo tiempo, si te animas a consumirla, también estarías apoyando a la apicultura mexicana, que es considerada una de las mejores de todo el mundo, de acuerdo a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

Miel de agave

Como su nombre lo indica, esta miel que se utiliza como sustituto de azúcar se obtiene del agave (con el que hacen el famoso tequila) y puede ser utilizada para endulzar cualquier alimento. Además, el Instituto Politécnico Nacional (IPN), afirma que sus propiedades pueden ayudar a bajar de peso y regular los niveles de la sangre.

Usarla es muy fácil y se recomienda sobre todo para acompañar ensaladas, postres y algunos platillos que requieran ser endulzados. 

cuchara con miel de abeja
Foto de Three-shots en Pexels – Miel de abeja

Azúcar de coco

El nombre de este delicioso endulzante es engañoso, pues aunque dice “coco”, no proviene del fruto sino de la flor de la palmera cocotera. Lo que sí es cierto es que este endulzante tiene ventajas sobre el azúcar convencional ya que tiene un bajo índice glucémico y cuenta con muchas propiedades nutricionales pues contiene potasio, magnesio, zinc y hierro, además de ser fuente natural de vitaminas del grupo B y C. 

Stevia 

La stevia potencia el sabor dulce de los alimentos; se obtiene de la planta stevia rebaudiana, originaria de Sudamérica y algunos países asiáticos. La extracción de la stevia tiene un proceso muy parecido al del azúcar, pero tiene algunas ventajas frente a ella. 

Además de ser un endulzante super potente, la stevia tiene muchas propiedades; para empezar, es totalmente acalórica (no tiene caloría), también regula la presión arterial y estimula los latidos del corazón; mejora la circulación y tiene propiedades antibióticas. 

taza de café y granos de café
Foto de Acekreations en Pixabay

Fruta del monje 

Este es uno de los sustitutos de azúcar que más están de moda y se obtiene de semillas y la piel de las frutas del monje. Este jugo dulce, pero sin calorías, es el que se usa para darle sabor a alimentos y bebidas.

El fruto del monje no contiene ni una caloría y es de 100 a 250 veces más dulce que el azúcar.

Investigaciones aseguran que este edulcorante tiene propiedades antinflamatorias, previene ciertos tipos de cáncer y mantiene bajos los niveles de sangre y colesterol. Sin embargo, se necesitan más estudios para realmente comprobar sus beneficios.

¿Y la Splenda?

Alrededor del uso de sustitutos de azúcar como el Splenda han surgido muchos mitos pues se le acusa de dañar la salud y aumentar el riesgo de sufrir enfermedades metabólicas o incluso cáncer, sin embargo, en una entrevista con Salud180, el endocrinólogo  Jorge Yamamoto, afirmó que esto es sólo un mito. 

Yamamoto explica que los estudios realizados hasta ahora se han hecho en animales a los que se les suministran cantidades demasiado elevadas del endulzante, algo así como si una persona adulta comiera dos kilos de Splenda al día.

cuchara con splenda o sustituto dee azúcar
Foto de Myriam Zilles en Pixabay – Splenda

Ahora que sabes un poco más sobre tus opciones para endulzar en la cocina, la decisión entre productos es totalmente tuya, lo importante es que encuentres lo que mejor se adapte a los gustos, intereses y estilo de vida tuyos y de tu familia. 

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart