Las 5 virtudes que debe tener una mamá en busca de trabajo

Las 5 virtudes que debe tener una mamá en busca de trabajo

Cualquier mamá en busca de trabajo debe tener en cuenta las habilidades que debería destacar para que los empleadores la tomen en cuenta.

Ser mamá y profesionista al mismo tiempo es todo un reto, en especial cuando nuestros hijos son pequeños. Y es que, seamos sinceras, muchas veces esto se convierte en un impedimento para conseguir trabajo (aunque no debería ser así). Por eso queremos contarte de algunas habilidades que no te pueden faltar si eres mamá en busca de trabajo

Es verdad que algunas mujeres deciden dejar su trabajo mientras sus hijos se vuelven más independientes, sin embargo, algunas no pueden hacerlo y deben continuar trabajando apenas cumplen la cuarentena postparto.

Aunque nuestra forma de vida o la forma en que está conformada nuestra familia no debería ser impedimento para que alguien nos de un trabajo, es verdad que algunos empleadores pueden tener muy en cuenta esta situación, pues buscarán que nuestra tarea de mamás no interfiera en nuestro horario laboral.

¿En que se fijan? ¿Qué capacidades debemos tener para ser una buena candidata? Aquí te diremos cuáles son las cinco habilidades que los empleadores buscan en las mamás candidatas a una plaza de trabajo.

Organización 

Aunque ser mamá es una labor de 24 horas y ser trabajadora nos lleva de 8 a 9 horas, tenemos que aprender y adaptarnos para poder llevar a cabo las dos sin descuidar ninguna; en especial, la crianza de nuestros hijos.

Los empleadores buscarán una mujer que tenga bien delimitados sus tiempos y evite tener que dejar sus actividades laborales para realizar otras relacionadas con la crianza. 

Si tienes pareja, divide la crianza 50 y 50 por ciento, deja claras las actividades, días y horarios. Si eres madre soltera y alguna persona cuidará de tu pequeño, también deja puntualmente las fechas y horas en las que te apoyará. Y si te decides por una guardería, investiga horarios y servicios que ofrece.

Además, contempla que no solo es trabajo e hijos, también eres tú. 

Si se te complica mucho, te recomendamos anotar tus actividades en un cuaderno para que visualices qué y a qué hora vas a hacer cada cosa, incluido un merecido descanso y tiempo para disfrutar a solas. 

Foto de congerdesign en Pixabay

Compromiso: vital para la mamá en busca de trabajo

Seas mamá o no, siempre debemos comprometernos en nuestro trabajo. Si te encuentras en la primera situación, esto cobra más relevancia, pues un empleador buscará a una persona que nunca ponga a sus hijos como pretexto o justificación por deficiencias en su desempeño.  

Antes de dar el sí a un nuevo puesto te damos dos recomendaciones para evaluar qué tanto estás dispuesta a dar y que quien te entreviste lo tome en cuenta:

  • Que no interfiera con tu crianza. Sabemos que no vivimos en un país donde tengamos las mejores condiciones laborales, pero busca uno donde que se adapte a tus necesidades, y en donde tu director esté consciente de que tendrás algunas necesidades específicas. 
  • Que te guste. Igual, con o sin hijos, siempre deberíamos tener un empleo que disfrutemos para que nos sea menos complicado. 

Honestidad

Tal vez tengas miedo de que por ser mamá no te contraten y prefieran a alguien sin ese tipo de compromiso. Sin embargo, es muy importante dejar claro al empleador tu situación, tampoco es que le cuentes tu vida familiar, pero es mejor que esté enterado por cualquier improvisto que pueda suceder.

Un estudio realizado por las economistas Joni Hersch y Jennifer Bennett Shinall encontró que las mujeres que compartieron información personal tuvieron 40 por ciento más probabilidades de ser contratadas que las que no, ya que prefieren a candidatas que proporcionen información que les permita evaluarlas.

Multitareas 

Las habilidades que has obtenido como mamá, también deberías ponerlas en práctica en un trabajo. ¿Y qué mamá no es multitareas?

Cuando tenemos hijos tenemos que estar al pendiente de ellos, de que no se queme la comida, si están tocando la puerta… 

Un empleador que tiene como candidata a una mujer que sabe realizar más de una actividad a la vez, podría tomarla más en cuenta para contratarla. Pero ten cuidado, tampoco te comprometas a más de lo que no puedes dar.

Gestión de crisis: habilidad de una mamá en busca de trabajo

Insistimos, sácale provecho a las habilidades que has aprendido en tu experiencia como mamá. Sin duda, otra que es necesaria en todos los empleos es la gestión de crisis y resolver conflictos.

Como mamás nos hemos visto en la necesidad de actuar inmediatamente ante un problema y evitar quedarnos paralizadas. Demuéstrale al empleador que si llegara a suceder un contratiempo, serías capaz de poner todas tus habilidades en resolverlo o al menos hacer tu mejor esfuerzo.

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart