Herramientas en las que una mamá emprendedora debe invertir

Herramientas en las que una mamá emprendedora debe invertir

mamá emprendedora

Si eres una mamá emprendedora, tienes que saber que hay algunas cosas en las que deberías invertir para que a tu negocio no le falte nada.

Vamos a hablar claro de algo que muy probablemente te ha pasado como mamá emprendedora: nos da miedo invertir para crecer. Y no, no nos referimos en volver a surtir insumos o pagar los servicios que el giro requiera, sino a herramientas que nos podrían ayudar a crecer. 

Quizá te suena rara o incluso algo ilógica la idea de que pueda haber alguien que se niegue a invertir en su propio negocio, pero en estos tiempos de vacas flacas es natural que pensemos dos veces dónde invertiremos el dinero.

mamá emprendedora
Foto de Leonard Beck en Unsplash

Sin embargo, es importante que aprendamos a distinguir entre un gasto y una inversión y, sobre todo, que veamos que el dinero que sacamos del cochinito podría ayudarte a hacer mejor tu trabajo, mejorar tus ventas e incluso administrar el dinero más eficientemente.

Nos referimos a todas aquellas iniciativas que pocas veces se toman como prioridad hasta que una situación de emergencia nos obliga a preguntarnos por qué no invertimos en ello antes. Por eso hoy queremos contarte sobre algunas de las herramientas en las que no puedes dejar de invertir:

Terminal de pago

Sin importar cuál sea el giro de tu negocio, es absolutamente primordial que inviertas en una terminal para aceptar cobros con tarjeta. 

Anteriormente sólo las grandes empresas podían acceder a esta clase de servicios, pero hoy puedes llegar a él con sólo ir al centro comercial y comprar una pequeña terminal que se conecta a un smartphone. 

¡LISTO! Antes de que te des cuenta estarás cobrando con tarjetas de crédito y débito e incluso, ofreciendo pagos en mensualidades sin intereses e inversiones. 

Es verdad que cada pago que se realiza a través de estas plataformas tiene una comisión, pero este pequeño porcentaje debería estar integrado en el precio final de tu producto. ¡Ojo! Evita al máximo pedirle al cliente que absorba este gasto. 

Foto de Morning Brew en Unsplash

Curso de finanzas para una mamá emprendedora

Por favor, no ignores este punto. 

Un error común en las pequeñas empresas (sobre todo aquellas que apenas empiezan) es creer que todo lo relacionado con los números y el dinero se hará sólo es irrelevante, muy complicado o aburrido. En consecuencia, las malas cuentas llevan a los emprendimientos a cerrar por falta de dinero o por errores en la contabilidad. 

Uno de los problemas más comunes es querer mezclar el dinero de tu cuenta personal con el de tu negocio; por eso, no dejes pasar la oportunidad de tomar un curso, diplomado o master class que te ayude a definir tu estrategia con respecto a las finanzas. 

Por cierto: Aquí tienes algunos cursos para administrar tu negocio sin invertir mucho

Mamá emprendedora
Foto de Charle Deluvio en Unsplash

Computadora / Tablet

Esta suena obvia, pero es necesario mencionarla porque quizá no te has puesto a pensar que el equipo que tienes ahora podría ser obsoleto o ya no funcionar al cien por ciento de su capacidad. 

Sí, claro que es un gasto fuerte, pero hoy en día, las computadoras, smartphones y tablets son esenciales para los negocios ya que nos ayudan a cumplir con muchas tareas.

Imagínate que el equipo falla o trabaja demasiado lento justo una noche antes de entregar un pedido importante o que por tener una batería desgastada se apaga de pronto y pierdes un documento importante. ¡Mejor ni pensarlo!

Una silla de mamá emprendedora

Esta no la esperabas, ¿verdad? La realidad es que como mamá emprendedora estás acostumbrada a improvisar y a sacarle el máximo provecho a lo que tenemos a la mano, incluido armar una oficina en un espacio de nuestra casa. Todo eso está genial, pero es estrictamente necesario invertir un poco en tu comodidad. 

Toma en cuenta que al iniciar tu negocio, probablemente tendrás que pasar muchas horas frente a la computadora, así que lo mejor es hacerlo de la forma más cómoda posible.

Además, tener un lugar poco confortable para trabajar, a la larga podría hacer que se vuelva desagradable atender tu negocio o que comiences a posponer las actividades de escritorio. 

Foto de Christina @ wocintechchat.com en Unsplash

Asesorías especializadas

Finalmente, y para nada menos importante, ni la pienses cuando se trate de invertir en asesorías especializadas que te puedan ayudar a encaminar, mejorar o hacer crecer tu negocio. 

Aún nos cuesta trabajo pagarle a otras personas por sus conocimientos, pero debes comenzar a verlos como una herramienta para que tu emprendimiento prospere. Y además, con ello también puedes ayudarle a otra mamá emprendedora.

Aquí te damos algunas razones por las que deberías invertir en asesorías. 

  • No es lo mismo una asesoría personalizada y especializada que ver un video de YouTube; por muy famoso que sea la persona que ofrece consejos en un tema determinado, lo mejor es que busques a alguien que pueda ayudarte con ideas enfocadas en tu proyecto. 
  • Valorar el trabajo de otras te ayudará a valorar el tuyo. 
  • Te quitarás tareas de encima y economizarás tu tiempo. 
  • Adquirirás nuevas habilidades y conocimientos. 
  • Te ayuda a generar una red de aliadas y profesionales relacionadas con tu negocio.
Foto de Amy Hirschi en Unsplash

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart