Gabi Fventes – Mission Mom

Gabi Fventes – Mission Mom

Mamá con sombrero cargando a un bebé y a una niña pequeña

«Me ha dado la oportunidad de aprender de mí, valorar el tiempo y cambiar los ritmos» Gabi Fventes

Nombre: Gabi Fventes
Ocupación: Mamá, artista y profesora.
Ciudad: Monterrey
País: México
Instagram: @gabifventes

Mamá con sombrero cargando a un bebé y a una niña pequeña


¿Cómo logras mantener un equilibrio entre tu vida como mujer, como profesionista y como madre?

Uff, todavía no creo que mantengo el equilibrio, o al menos no todo el tiempo. Cada día es una caótica aventura.


¿Cómo sigues tu pasión? ¿Cómo te aferras a ella?

Gracias a mis hijas he encontrado distintas formas de apreciar mis pasiones, compartiendo el tiempo con ellas y transmitiendo mi amor por lo que hago, ya sea en mi trabajo o en mi día a día. Que sepan que hay maneras de encontrar la inspiración en lo cotidiano y siempre les repito que hay magia en ellas y en todo lo que nos rodea.

Ellas son mi mayor inspiración y me han traído el reto de no perder mi pasión, mis intereses y mis ganas de mostrar al mundo de lo que soy capaz de compartir. Busco cada momento disponible para trabajar o darme un ratito, cargo libretas, plumas y garabateo en donde pueda mis ideas.


¿Cómo cambió la manera en la que te desarrollabas laboralmente cuando te convertiste en mamá?

Antes de ser mamá viajaba constantemente, estaba involucrada en demasiados proyectos de arte y diseño de manera internacional, pasaba mucho tiempo produciendo y creando.

Aprender conceptos de resilencia ha sido básico, con hijos no puedes hacer planes concretos, nunca sabes cuando se pueden enfermar o tengan algo que atender de inmediato. Por eso trato de mantener pautas con mis clientes y proyectos, además que casi siempre me acompañan en las juntas, entregas o son parte de mis procesos creativos.

He tenido que tomar breaks para lactancia en medio de ponencias, clases y talleres, además de que un porcentaje de mis bocetos están intervenidos por ellas y sus crayones., me tardo 10 o 100 veces más en contestar e-mails, pintar, bocetear… Definitivamente es distinto, pero me ha dado la oportunidad de aprender de mi misma, valorar el tiempo y cambiar los ritmos.

Afortunadamente tengo mi tribu, mi mamá y mi hermana que aunque viven a unas horas de mi casa, siempre me apoyan en su cuidado cuando tengo proyectos que requieren mucho tiempo o atención y mi esposo que siempre ha apoyado mis ideas.

«Sé que no volverá a ser como antes, pero esta nueva normalidad me gusta»


¿Alguna vez tuviste algún conflicto por tu maternidad en el ámbito profesional?

El mantener un estudio/tienda abierto al público y no funcionó en su momento, cerré por motivos de seguridad de mi hija. Luego me asocié con otra mamá emprendedora pero mi segundo embarazo fue de alto riesgo y tuve que abandonar el proyecto. Creo que para todo llegará el momento, mientras puedo mantener mis ventas de manera online y mi estudio en casa… Sé que no volverá a ser como antes, pero esta nueva normalidad me gusta.


¿Cómo crees que debería mejorar la oportunidad laboral para las mujeres que son madres?

Considerar que la labor de madre en sí ya es un trabajo, que no se espere que dejemos en segundo plano a los hijos y que por atenderlos dejaremos una carrera. Creo que lo necesario es que se vea de manera integral, se puede aprender mucho de las mamás: resolución de conflictos, aprovechamiento de recursos, manejo de crisis, organización… En lo personal, soy freelancer la mayor parte del año (cuando no doy clases en la universidad) y siento un gran privilegio poder organizar proyectos a mi propio ritmo.


¿Cómo llevas la situación de la cuarentena en casa, con hijos, siendo madre, profesionista, y maestra al mismo tiempo? Compártenos un tip para el confinamiento.

Por «suerte» (¿?) salimos de la ciudad en los días festivos de marzo para visitar a mis padres en la ciudad en la que crecí. No hemos salido desde el día que llegamos, el 14 de marzo.

En lo laboral, dejé trabajo pendiente en Monterrey y muchos de los materiales que necesito para trabajar están allá, así que he tenido que posponer algunos proyectos. Pero he podido experimentar con técnicas que tenía olvidadas y lanzar campañas como ilustraciones gratuitas para colorear, un busca y encuentra, foto collages para día de las madres, retratos en técnicas mixtas y otros.

Este tiempo definitivamente nos ha servido para conectarnos de manera distinta como familia. Adoptamos un par de gallinas y nuestra perrita Moki, quienes mantienen a las niñas bastante ocupadas. El homeschool es algo que siempre he considerado, en casa hacemos muchas actividades desde que Victoria era muy pequeña y con su hermanita aprenden mutuamente. Actualmente toma sus clases de manera remota y buscamos la manera de que los horarios no se empalmen. Pasamos mucho tiempo en el jardín, la mayoría del día, siempre comemos al exterior y preparamos los alimentos juntos, la cocina es algo que compartimos creo que ya los 4 porque la pequeña Vale se comienza a interesar.

Como tip, vivir cada día a la vez, no esperar nada y tratar de aprender de esta crisis que estamos viviendo, principalmente aprender de los niños que se están desarrollando en este ambiente que cambia de un momento a otro.

«La palabra ‘NUNCA’ no existe, simplemente no está permitida cuando tienes hijos»


¿Qué es lo que te hubiera gustado saber antes de ser madre?

Que la palabra NUNCA no existe, simplemente no está permitida cuando tienes hijos. Cuando menos te lo esperas, estás amamantando, boceteando un proyecto nacional y haciendo potty training al mismo tiempo que cocinas sin sal y está bien, va a estar bien.


¿Qué le dirías a una futura madre profesionista?

Que deje a un lado las prisas y valore cada uno de sus logros, además buscar una red de apoyo. El año pasado terminé bailando la obra El monstruo de colores durante mi postparto frente a MUCHAS personas. Es algo que jamás pensé hacer, ensayé, fui parte de los personajes principales, bueno, secundarios… Fue mi momento de poner a mi hija mayor orgullosa de su mamá; y me sentí igual que cuando recibía reconocimientos y premios por mi trabajo. Ahí aprendí el valor de confrontar los «nunca».


¿Formas parte de alguna comunidad de mamás profesionistas?

Club de padres lectores, Comité de alimentación y soy mamá coordinadora del colegio.


¿Para ti qué es ser una Mission Mom?

Ser una Mission mom es saber que no tienes todas las respuestas, pero crees que puede haber una comunidad dispuesta a buscarlas contigo. 


Si pudieras ser describir tu maternidad con tres emojis, ¿cuáles serían?

emojis de iphone

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart