¿Cómo usar las tarjetas de crédito en mi negocio?

¿Cómo usar las tarjetas de crédito en mi negocio?

Usar tarjetas de crédito

Si te has preguntado cómo usar las tarjetas de crédito en tu negocio sin que esto te ponga en riesgo, te damos algunos consejos fáciles que te ayudarán.

Como emprendedora, seguramente sabes que cuando un negocio inicia hay una lista interminable de cosas en qué pensar; desde las ventas y la promoción de tus servicios o productos, hasta el pago a proveedores y empleados (incluída tú). De hecho, uno de los rubros más complejos para la mayoría de las personas que emprenden, es el que se refiere a las finanzas. Por eso hoy queremos contarte algunas cosas que nadie te ha dicho sobre usar las tarjetas de crédito en tu negocio. 

Para empezar, debes tener en cuenta que la Condusef recomienda no utilizar ninguna tarjeta de crédito antes de que tu negocio cumpla dos años, esto es principalmente para ayudar a tu empresa a ganar estabilidad y liquidez suficiente para poder enfrentar un adeudo sin dificultades. En pocas palabras: la intención es que no te coman las deudas. 

Por cierto: Evita estos errores al hacer alianzas en tu nuevo negocio.

Lo que debes tomar en cuenta antes de usar tarjeta de crédito en tu negocio

Desde el inicio procura abrir una cuenta empresarial 

Antes de comenzar a pensar en usar tus tarjetas de crédito para ayudar a cubrir las necesidades de tu negocio, es importante que te informes sobre los requisitos para abrir una cuenta bancaria empresarial. 

Los expertos señalan que lo mejor que puedes hacer para mantener finanzas saludables tanto para ti como para tu negocio, debes separar las cuentas. Se trata de que siempre tengas el dinero separado y no estés pagando colegiaturas con lo que debería estar destinado a reinversión o viceversa. 

Procura usar una tarjeta de crédito empresarial 

Ahora que ya quedó clara la importancia de tener una cuenta empresarial, debes saber que también es preferible que, en caso de ser necesario, trates de acceder a una tarjeta de crédito vinculada a ella. 

Entre las ventajas que obtendrás al tenerla y usarla están: 

  • Menores tasas de interés. 
  • Desvincular tus finanzas personales de las empresariales. 
  • Mayor control del dinero que entra y sale de tu empresa. 
  • Siempre tendrás claras las deudas y las facturas por cobrar. 
Foto de Drew L en Unsplash

Mantén claro que no es dinero extra y puede ser una deuda

Uno de los errores más frecuentes al usar tarjetas de crédito (tanto personales como empresariales) es que tendemos a verlas como si fueran efectivo extra, pero no es así. Las compras o los pagos que realices con tu tarjeta de crédito, ya sean con meses sin intereses o no, deben ser considerados dentro de tus gastos, y por lo tanto, deben poder cubrirse con tus ingresos. 

Piensa que, si gastas más de lo que tu efectivo te permitirá pagar, inevitablemente terminarás con deudas. 

Algunos usos que puedes darle a tus tarjetas de crédito empresarial 

Para pagar a tiempo

A veces, cuando estamos a punto de recibir dinero, pasa que la espera se nos junta con alguna cuenta por pagar, en este caso, usar tu tarjeta de crédito te puede ayudar a pagar a tiempo para que no quedes mal con tus proveedores o socios comerciales; también aplica para pago de nómina y servicios. 

Surtir un pedido confirmado 

Cuando un negocio va empezando puede pasar que llegue un pedido demasiado grande para surtir o producirlo con el stock, en este caso puedes usar tu tarjeta, pues sabes que el pago del cliente servirá para pagar la tarjeta. 

Aumentar la liquidez mientras llegan pagos a crédito 

Si tu negocio se presta a dar crédito a determinados clientes, la tarjeta de crédito te puede ayudar a mantener la liquidez para pagar a empleados, cubrir servicios o comprar materiales mientras llega el pago a crédito. 

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart