Cómo fijar metas a corto y mediano plazo en tu negocio

Cómo fijar metas a corto y mediano plazo en tu negocio

Definir metas a corto y mediano plazo puede parecer complejo, pero es un paso vital para el crecimiento de tu negocio, así que sigue estos consejos.

Una mamá emprendedora que se toma en serio las cosas, de vez en cuando debe sentarse a pensar en el avance de su negocio y en cuáles son las prácticas que le están permitiendo alcanzar el éxito, pero para ello, antes es indispensable fijarse metas a corto y mediano plazo, e incluso algunas a largo plazo.

No importa si tu negocio es pequeño y tú eres la única empleada o si tienes a más colaboradores, establecer los objetivos que quieres alcanzar en determinado tiempo es indispensable y vital para que tu emprendimiento crezca a buen ritmo y sin perder el rumbo.
Por cierto, aquí tienes consejos básicos de finanzas para tu negocio.

Pero seamos sinceras, a la mayoría nadie nunca nos enseña a ser emprendedoras y todo lo aprendemos sobre la marcha (igual que aprendemos a ser mamás siendo mamás), así que quizá no tengas claro cómo establecer metas a corto y mediano plazo, así que aquí te dejamos una guía:

La importancia de las metas a corto, mediano y largo plazo

Primero que nada, entendamos qué es y para que sirve una meta. Podría decirse que una meta es un objetivo que la empresa establece para alcanzar en determinada cantidad de tiempo.

Las metas funcionan para que, como mamá trabajadora, te enfoques en determinados objetivos que consideras clave para avanzar con tu empresa, y así evites distraerte o comenzar a cambiar el rumbo hacia algún otro destino… alejado de tu objetivos.

También son una gran herramienta de motivación, pues una vez que fijas metas, tendrás algo más que te inspire y anime, además de darle una guía a todo tu esfuerzo.

Otro punto importante por el que debes fijar metas a corto, mediano y largo plazo es que estas deberán ser revisadas periódicamente (cada 6 o 12 meses) para ver cuáles se alcanzaron, cuáles fueron poco realistas y cuales han dejado de estar vigentes por posibles cambios de objetivos en tu empresa.

Metas a corto plazo

Las metas a corto plazo son aquellas que se plantean para ser cumplidas en un plazo de entre uno y doce meses. Se trata de objetivos específicos en los que puedes trabajar de manera cotidiana para ir avanzando en la tarea, hasta conseguirla.

Aunque no siempre es así, puedes ver como meta a corto plazo una en la que no es necesario invertir grandes cantidades de dinero o que no requieren de nueva infraestructura o grandes aumentos en los recursos humanos.

Estos son algunos ejemplos de metas a corto plazo.

  • Aumentar tu número de clientes.
  • Incrementar las ventas.
  • Conseguir un nuevo colaborador.
  • Disminuir costos de producción.

Metas a mediano plazo

Las metas a mediano plazo requieren de un poco más tiempo (y esfuerzo) que las cortas; generalmente se planea cumplirlas entre uno y dos años.

Puedes incluir cambios en la estructura de la empresa, inversión en infraestructura, contratación de personal, etc. A diferencia de las primeras, en estas tendrás que trabajar con más calma, pero eso sí, de manera constante y ordenada. Esta clase de metas puede desglosarse en metas de corto plazo.

Estos son algunos ejemplos de metas a mediano plazo:

  • Cambiar a un lugar más grande.
  • Comprar un medio de transporte.
  • Introducir nuevos productos en tu catálogo.

Metas a largo plazo

Podríamos decir que las metas a largo plazo se cuecen a fuego lento. Éstas se establecen pensando en un futuro más lejano, y por lo tanto, son mucho más ambiciosas. Se trata de planeas para un periodo de cinco a diez años.

Estas metas son las que realmente deben dar forma a tu emprendimiento, pues representan aquello que esperas lograr con tu trabajo. Lo que debes tomar en cuenta es que, aunque parezcan lejanas, siempre debes estar trabajando por ellas.

Te damos algunos ejemplos de metas a largo plazo:

  • Comprar un local comercial.
  • Exportar tu producto.
  • Tener una marca reconocida a nivel nacional / internacional.

Ahora sí, ya tienes una herramienta más para materializar tu sueño de convertirte en la mamá emprendedora que siempre has querido ser.

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart