¿Cómo empezar a meditar?

¿Cómo empezar a meditar?

posicion de meditacion

Todos conocemos los beneficios de la meditación, pero ¿cómo empezar?

Mucho se ha dicho sobre los beneficios de meditar en la salud física y, sobre todo, la mental. Sobre todo en esta actualidad tan peculiar en la que piensas que por fin estás acostumbrándote a estas nuevas circunstancias, de repente la incertidumbre y la ansiedad atacan de nuevo.

¿Cómo empezar a meditar?

Si eres nueva en esta práctica, aquí te dejamos una lista muy completa de tips básicos.

No importa el lugar, sino el tiempo

No necesitas un lugar especial para meditar, pero sí necesitas un tiempo asignado. Puede ser antes de despertarte, durante la ducha, antes de dormirte, después de hacer ejercicio e incluso mientras caminas o lavas platos. Lo que sí es importante es reservar un momento para meditar, no importa que sean 3, 5 o 10 minutos. Trata de hacerlo siempre a la misma hora para que esto se vuelva un hábito. 

Enfócate en el presente

Si imaginarte caminando sobre un bosque con los pies descalzos no es lo tuyo, lo que puedes hacer es poner atención en 5 cosas que sientes, 5 cosas que ves, oyes o hueles; incluso las sábanas en tus pies, cómo están acomodados tus brazos o esa sensación del aire entrando por tu nariz. Tendrás que hacerlo durante el tiempo que te asignes para meditar. 

mujer meditando con las manos juntas
Foto de Ben White en Unsplash

Elige tus cinco personas

Una buena recomendación, en vez de “ir a tu lugar feliz”, es “ir a tu persona feliz”. Pensar en personas que queremos nos lleva a un estado mental positivo, óptimo para la meditación. 

  • Piensa por qué estás agradecida de tener a la primera persona en tu vida
  • Imagínate viendo los ojos de la segunda
  • Recuerda la voz de la tercera, y así con las demás.

Empieza poco a poco

No intentes ponerte a meditar 30 minutos en tu primer intento. Poner la mente en blanco de un momento a otro es prácticamente imposible. Esto es como querer correr un maratón cuando apenas empiezas a trotar. 

Un inicio sencillo de 2 a 5 minutos puede darte mejores resultados a la larga.

Si te sorprendes pensando en algo, reconócelo, acéptalo y déjalo pasar

Si te vuelves a encontrar tomando esa discusión imaginaria por enésima vez, no te reprendas ni te enganches, sólo déjalo pasar. Una vez que esto suceda, enfoca tu mente nuevamente en algo que te traiga al momento presente. El sonido del ventilador, por ejemplo. 

mujer meditando al horizonte
Foto de Dingzeyu Li en Unsplash

There’s an app for that!

Como para casi todo en estos días, existe en el mercado una amplia oferta de aplicaciones que te pueden guiar en tu meditación. Te dejamos las que tienen más recomendaciones en las tiendas de apps. 

Tiene meditaciones guiadas en español desde 10 minutos. Ofrece 7 meditaciones gratis y, posteriormente, ofrece una membresía anual o mensual con diferentes programas de trabajo enfocados a distintos objetivos como salud y estrés, trabajar mejor relaciones personajes o equilibrio emocional. 

Esta app ofrece meditaciones para todos los niveles de práctica y con una duración entre 3 y 30 minutos. Te ofrece recordatorios, estadísticas y meditaciones personalizadas en sus versiones premium. Su versión gratuita incluye 5 meditaciones guiadas sin costo y, posteriormente, puedes elegir entre suscribirte de manera mensual o anual. 

Esta aplicación es de las más descargadas de todas y ganó como la mejor del año en su categoría en 2017. Cuenta con meditaciones guiadas entre los 3 y 25 minutos, además de historias para dormir, recordatorios para respiraciones profundas y Calm para niños. Sí, ¡así como lo leen! 

Con todo lo ofrece, seguro que será la primera que utilizaremos. Sin embargo, tiene una limitante y es que la versión de prueba es muy limitada y para acceder a su maravilloso contenido hay que elegir una de sus opciones de suscripción con costo. 

Como en todo, la práctica hace al maestro

El consejo más importante para meditar es intentarlo, intentarlo e intentarlo. Pronto lograrás meditaciones más largas y más profundas. Realizar rutinas de yoga ¡me encantan! Lo mejor de todo es que no necesitas más que unos minutos de tu día para hacer los ejercicios y al mismo tiempo meditas por estás en el aquí y ahora.

¡No olvides tomar nota de qué dice tú mente cuando termines!

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart