Mes rosa: lo que tienes que saber sobre el cáncer de mama

Mes rosa: lo que tienes que saber sobre el cáncer de mama

¿Conoces a una mujer que tuvo, tiene o falleció por cáncer de mama?

¿Conoces a una mujer que tuvo, tiene o falleció por cáncer de mama?

Desgraciadamente cada año se detectan en todo el mundo un millón 38 mil mujeres con este tipo cáncer y mueren 458 mil. En México es la principal causa de muerte en las mujeres, cada día fallecen entre 10 y 12 y la mayor incidencia es entre las que tienen más de 50 años.

Para informar y aumentar la atención a esta enfermedad, y así evitar que las cifras de detección y mortalidad sigan siendo altas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) conmemora todos los 19 de octubre el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama y todo octubre es llamado el Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama.

Aunque puedes sentir miedo ir a realizarte un chequeo médico, es vital que lo realices cada año o cuando tengas algún signo o síntoma, no solo por la alta incidencia, sino porque entre más temprana la detección habrá más posibilidades de curación.

Mes rosa

¿Por qué da cáncer de mama?

Las razones pueden ser multifactoriales, y en la mayoría de las mujeres no es posible identificar los factores de riesgos específicos. Sin embargo, los que tienen más predominancia son:

Familiar con antecedente. Tener una familiar puede aumentar el riesgo al doble o triple. Pero solo entre 5 y 10 por ciento de las pacientes en todo el mundo heredan genes mutados que incrementan el riesgo de padecer cáncer de mama.

Sobrepeso y obesidad. Las mujeres con estas enfermedades tienen alto riesgo ya que al tener exceso de tejido adiposo (células grasa), el metabolismo y sistema hormonal contribuyen a su desarrollo, explica el investigador de la UNAM Alejandro Zentella.

En México esto debe tenerse muy en cuenta, pues alrededor del 60 por ciento de las mexicanas tienen sobrepeso u obesidad por falta de actividad física y mala alimentación.

Exposición prolongada a estrógenos. Se refiere a las niñas que comenzaron a menstruar antes de los 12 años, tener la última menstruación después de los 52 o haber tenido el primer parto después de los 30.

Tratamientos hormonales. Usar anticonceptivos hormonales por más de cinco años y tomar hormonas para la menopausia, es otro factor de riesgo. 

La mala alimentación (rica en carbohidratos y grasas; baja en fibra), así como el consumo de alcohol y tabaco son otras de las posibles causas.

Detectarlo a tiempo

Como te mencionamos, entre más temprano sea la detección del cáncer, hay más posibilidades de cura. Para hallarlo, hay tres formas: 

1. Diagnóstico precoz: conocer los signos y síntomas para asistir al médico o ginecólogo.

2. Autoexploración: aunque no es una práctica 100 por ciento efectiva, la OMS señala que empodera a las mujeres, fomenta la consciencia por esta enfermedad y nos hace responsables de nuestra propia salud.

Para realizar esta técnica, ponte frente a un espejo y busca cambios en la forma, color o superficie de tus mamas. También hazlo acostada. Si tienes dudas de como realizarla, puedes dar click para ver esta infografía del IMSS.

3. Mamografía. Este tipo de radiografía es la más eficaz para detectar este cáncer en sus etapas iniciales, aún cuando no hay signos ni síntomas.

Mamografía

Signos y síntomas

Un signo es todo lo que se puede medir (como la temperatura o ritmo cardíaco); el síntoma es lo que no se puede observar y es subjetivo para cada persona (como un dolor de cabeza).

Si notas o sientes cambios en tus mamas, ponte alerta y acude con un especialista:

  • Presencia de una masa indolora.
  • Una de las mamas se observa diferente a la otra.
  • Cambios en las temperatura de una mama.
  • Hundimiento del pezón.

¿Cuál es su tratamiento?

Cuando una mujer ha sido diagnosticada con cáncer de mama, puede ser sometida a cuatro tipos de tratamiento. Algunas mujeres necesitan más de uno.

Cirugía.

Radioterapia. Tratamiento de rayos x.

Quimioterapia. Medicamento que se aplica por la vía intravenosa u oral.

Paliativo. Esta no es una forma de curar, sino de aliviar los síntomas.

Prevenir el cáncer de mamá

Para evitar que seas un caso de esta enfermedad procura tener hábitos saludables y así ayudarás a todo tu cuerpo: aliméntate balanceadamente, disminuye el consumo de azúcar y grasa, haz ejercicio y evita el alcohol y cigarro.

Si tienes más de 20 años, realízate una autoexploración cada mes. Si tienes antecedentes y  más de 34 años, acude a tu centro de salud a que te hagan una mastografía; a partir de los 40 años se debe hacer cada dos años y después de los 50, anualmente.

Si no cuentas con seguro médico, puedes ir a la FUCAM, una asociación civil que te apoyará con tu tratamiento completo.

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart