Autoconfianza, la clave para crecer en todo

Autoconfianza, la clave para crecer en todo

¿Te ha pasado que el miedo te invade cada vez que tienes que hablar con tu jefa o cuando estás atendiendo un cliente?, quizá necesites trabajar en tu confianza.

Desde que somos pequeñitas nos dicen que es importante aprender a creer en nosotras mismas, pero ¿recuerdas que alguien te haya enseñado a hacerlo o te haya compartido herramientas para mantener la autoconfianza?

La falta de confianza podría parecer algo de menor importancia en mujeres adultas, sin embargo, es un problema que puede afectarte tanto a nivel personal como social, familiar y laboral.

Lee también: ¿Cómo vencer mis miedos?

Y es que, la pérdida de la confianza propia, se vuelve una especie de velo que nos oculta del mundo y nos impide mostrar nuestros talentos y habilidades.

Por eso, en Mission Moms queremos invitarte a trabajar en tu autoconfianza; aquí tienes algunos tips compartidos por la revista especializada en emprendimiento por Entrepreneur:

Métete en el papel

En un segundo, tu lenguaje corporal puede demostrar confianza en ti mismo, o bien, gritar que eres inseguro. Preséntate de una manera que refleje que estás listo para tomar el control de cualquier situación. Si demuestras seguridad y te crees el papel que aspiras conseguir, no sólo te sentirás en control: la gente también tendrá mucho más confianza en ti.

Mantén la cabeza en alto, siéntate derecho, echa suavemente tus hombros hacia atrás para alinear tu columna y mira directamente a la otra persona al interactuar. Da un apretón de manos firme y mantén contacto visual cuando alguien te hable.  

Vístete para la ocasión

Cuando te ves mejor, te sientes mejor. Si eliges ropa y accesorios que te queden bien, se adaptan a tu industria y estilo de vida y te hacen sentir bien, tu autoestima se eleva de manera automática. Preséntate actuando el rol que pretendes jugar, o en otras palabras, vístete para el éxito. No temas que tu personalidad resalte con los accesorios que elijas. Una pieza de joyería o un lazo colorido podrían iniciar una buena conversación.

Dale autoconfianza a tu voz

La próxima vez que escuches a tu orador favorito, analiza la forma en que pronuncia un discurso. Un gran orador habla con confianza, en un tono rítmico y constante. En lugar de usar muletillas como “eh” y “mmm” que interrumpen el flujo, usa pausas para enfatizar ideas.

Adopta un modo de hablar asertivo, más no agresivo, que sea un indicador de tu seguridad. Sentirás cómo tu autoestima comienza a subir. Para ser tomado en serio, evita hablar en un tono agudo o nervioso, o incorporar risitas nerviosas en tu discurso. La gente te escuchará con mayor atención cuando vea al líder que irradia de dentro de ti. 

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart