¿La ansiedad está de moda?

¿La ansiedad está de moda?

La ansiedad está de moda

La ansiedad se ha convertido en tema de todos los días, pero está lejos de ser una moda. Te decimos qué es y cuáles son sus síntomas

En los últimos tiempos la ansiedad se ha convertido en el tema de todos los días, tanto que pareciera que está de moda, sobre todo desde que la pandemia de Covid-19 nos llevó a permanecer en casa para protegernos y proteger a nuestras familias. Pero, ¿por qué ahora es tan común escuchar esta palabra en contextos familiares, ambientes laborales y hasta en las escuelas de los niños?

Para empezar, hay que decir que no es una moda pues el trastorno de ansiedad y otros relacionados con ella han existido desde siempre, sin embargo, existen factores sociales y ambientales que han hecho aumentar de manera acelerada su prevalencia y sus expresiones: el ritmo de vida típico de las ciudades, las largas jornadas laborales, el tráfico, la incertidumbre económica… la lista es tan larga que casi podríamos asegurar que la mayoría de las personas podrían tener una razón para sentir ansiedad en algún momento de su día. 

Y no, no eres la única que percibe que el problema de la ansiedad aumenta cada día más, de hecho, datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que en el mundo hay más de 260 millones de personas que viven con un trastorno relacionado, entre ellos: trastorno de ansiedad generalizada, fobia social, trastorno obsesivo compulsivo y estrés postraumático.

mujer con los ojos manchados de maquillaje por haber llorado, tápndose la boca con una hoja que tiene una sonrisa dibujada
Foto de Sydney Sims en Unsplash

¿Qué es la ansiedad y por qué se manifiesta?

Aunque podría parecer algo totalmente negativo, la ansiedad es sólo una reacción de nuestro cuerpo ante situaciones que están por venir y nos hacen sentir amenazadas o vulnerables, por lo tanto, se trata de algo positivo ya que nos pone en alerta y nos permite reaccionar de formas más acertadas, pues nos pone en alerta y nos prepara para resolver problemas; sin embargo, podemos comenzar a sospechar de un problema médico o psicológico  cuando se manifiesta continuamente o en circunstancias totalmente cotidianas que no implican ningún riesgo. 

Pese a que la salud mental no ha sido muy atendida durante la pandemia, especialistas de todo el mundo han advertido que la ansiedad y la depresión podrían convertirse en graves consecuencias colaterales alimentadas por el confinamiento, la falta de contacto social, el cambio de hábitos y las dificultades económicas. 

Si consideras que estás experimentando periodos de ansiedad, no te presiones y trata de centrarte en “el aquí y el ahora” para que tu mente se libere de pensamientos negativos. Si las molestias persisten, no temas acudir con un especialista. 

Estos son algunos síntomas de ansiedad:

  • Nerviosismo, agitación o tensión.
  • Sensación de peligro inminente, pánico o catástrofe.
  • Aumento del ritmo cardíaco.
  • Respiración acelerada.
  • Sudoración.
  • Temblores en extremidades.

¿Cómo saber si mis hijos sufren de ansiedad?

ansiedad en los niños, niño con cara de tener ganas de llorar
Foto de Andriyko Podilnyk en Unsplash

Antes que cualquier otra cosa, tenemos que decir “¡CALMA!”. Sabemos que como mamás, lo primero en la lista de cosas indispensables es el bienestar de nuestros hijos, pero si lo que quieres es ayudarles a mantener sus emociones en equilibrio, es necesario que tú lo hagas también. 

Ahora sí: pese a que la ansiedad es principalmente un problema de la vida adulta, también existe la ansiedad en niños y adolescentes; los síntomas son prácticamente los mismos que en adultos, no obstante, los más pequeñitos a veces no saben cómo expresar lo que sienten. Aquí te dejamos una lista de algunas señales que podrían indicar que tu hija o hijo está pasando por uno de estos episodios: 

  • Expresan dolor de estómago.
  • Constantemente preguntan por el futuro.
  • Parecen siempre tener prisa.
  • Les cuesta trabajo expresar sus emociones.
  • Muestran frustración desmedida ante tareas por hacer. 
  • Preocupación excesiva.
  • Problemas de autoestima.

La buena noticia es que en la mayoría de los niños la ansiedad es fácil de controlar, puedes probar hacer ejercicios de respiración, usar aromaterapia, probar un juego nuevo, bailar, escuchar música, ver una película o dar un baño. 

Todas las anteriores son cosas sencillas, pero verás cómo ayudan. Recuerda que lo más importante es tener paciencia y no perder la calma. 

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart